Página web

Hay muchas razones por las que una empresa debe tener un sitio Web.

Un sitio de Internet esta accesible las 24 horas del día, todos los días del año sin los costos laborales para verlo. Una tienda en línea nunca cierra y no se enfrenta a barreras de zona horaria.

Tu página Web puede vender productos en cualquier momento. Los clientes potenciales no se limitan a las horas de trabajo. Ellos pueden ir online y comprar productos cuando lo deseen. Una tienda en Internet puede proporcionar un impulso dramático en las ventas.

Tu página será el centro de la presencia online de tu empresa; a través de ella vas a anunciar tu negocio en torno a la Web de forma orgánica (gratuita) en los sitios de redes sociales, foros y a través de programas de publicidad de pago por clic.

Tu organización debe estar al día con los avances de hoy. Se trata de que te perciban como profesional en el mercado actual. Actualmente, los clientes, empleados y proveedores esperan poder encontrar y comunicarse con un negocio por Internet.

Puedes proporcionar servicios las 24 horas a los clientes sin necesidad de contratar empleados adicionales. Tus clientes estarán mejor atendidos cuando pueden acceder a la información sobre tus productos o servicios a través de tu sitio Web inmediatamente, en lugar de esperar a que se les envíe un folleto por correo o una llamada telefónica de regreso.

Un sitio Web es su folleto o catálogo en línea que se puede cambiar o actualizar en cualquier momento a un ritmo mucho más barato y más rápido que el material de impresión.

 

Te ahorra bastante dinero en costos de impresión y distribución.

Un sitio Web aumenta la productividad de tu empresa, porque te dedicas menos tiempo a explicar los detalles de los productos o servicios a los clientes ya que dicha información estará disponible 24 horas al día. Todas las empresas orientadas a ofrecer servicios deben aprovechar el enorme alcance de Internet. Millones de usuarios se conectan diariamente a la Web para comparar (diversos especialistas y profesionales) antes de adquirir un servicio especializado.

 Enfocados a: Abogados, arquitectos, médicos, Ingenieros, consultores financieros, artistas, agentes de bienes raíces, farmacéuticos, veterinarios, economistas, agentes comerciales, programadores, diseñadores, publicistas, traductores, formadores, agentes de seguros, maquilladores, artesanos, pintores, representantes y todos los profesionales orientados a servicios y autónomos deben aprovechar el enorme alcance de Internet.